Cierro los ojos...

Cierro los ojos... Todo oscuro... Veo un señor corriendo enfrente de mí. Abro los ojos.

Cierro los ojos... Veo a dos amigos del alma abrazados y sonriendo. Abro los ojos.

Cierro los ojos... Mucha gente me habla e intento responderles pero... abro los ojos.

Cierro los ojos... Ahora yo estoy corriendo en la oscuridad, y en el suelo veo plantas raras nunca antes vistas, brillando fosforescentemente con colores vivos y cálidos. Abro los ojos.

Cierro los ojos... Vuelve a haber gente, pero están callados y esperándome. Tengo la sensación de estar en casa. Me gusta el otro lado. No voy a abrir ya más los ojos...

[...]

Suena el timbre. Abro los ojos. Se acabó la clase de "Relaciones en el Ámbito del Trabajo" (RAT).

Comentarios

Entradas populares