Andar en círculos (Maquiventa Melquisedek)

1.973 años antes del nacimiento de Jesús, Maquiventa se otorgó a las razas humanas. Su advenimiento no fue espectacular ni presenciada por ojos humanos. Él fue visto por primera vez por el hombre mortal en ese día pletórico en que entró a la tienda de Amdón, un pastor caldeo de origen sumerio. Y la proclamación de su misión estuvo comprendida en la simple declaración que le hiciera a este pastor: «Soy Melquisedek, sacerdote de El Elyon, el Altísimo, el único Dios». Cuando el pastor se recobró de su sorpresa, y después de doblegar a este extraño con muchas preguntas, invitó a Melquisedek a cenar con él. Esa noche, mientras hablaban bajo las estrellas, Melquisedek comenzó su revelación de la verdad de la realidad de Dios al volverse hacia Amdón, y decirle, con un amplio gesto del brazo: «El Elyon, el Altísimo, es el creador divino de las estrellas del firmamento y aun de esta misma tierra sobre la cual vivimos, y él también es el Dios supremo del cielo». En pocos años Melquisedek había reunido a su alrededor a un grupo de estudiantes, discípulos y creyentes que formaron el núcleo de la futura comunidad de Salem, el sitio que después de la desaparición de Melquisedek se volvió la ciudad de Jebús, posteriormente llamada Jerusalén.

En su aspecto personal, Melquisedek se asemejaba a los pueblos por entonces mezclados, nodita y sumerio, teniendo una altura de casi un metro con ochenta y poseyendo un aspecto imponente. Vestía en forma muy semejante a la de los sacerdotes canaanitas, excepto que en su pecho llevaba un emblema de tres círculos concéntricos, el símbolo de la Trinidad del Paraíso. En el curso de su ministerio, esta insignia de tres círculos concéntricos se llegó a considerar tan sagrada que sus seguidores nunca se atrevieron a utilizarla, y fue olvidada muy pronto con el paso de unas pocas generaciones. Aunque Maquiventa vivió en la forma en que lo hacían los hombres del reino, no se casó nunca ni dejó vástagos sobre la tierra.

Melquisedek enseñó el concepto de un solo Dios, una Deidad universal, pero permitió que el pueblo asociara sus enseñanzas con el Padre, a quien denominaba El Elyón —el Altísimo— o Ab-bâ —Papá—. El símbolo de los tres círculos concéntricos, que Melquisedek adoptó como insignia de su autootorgamiento, fue interpretado por una mayoría de la gente como símbolo de los tres reinos de los hombres, los ángeles y Dios; se les permitió que perseveraran en esa creencia. Muy pocos de sus seguidores supieron jamás que esos tres círculos eran el emblema de la infinidad, la eternidad y la universalidad de la Trinidad del Paraíso de mantenimiento y dirección divinos. El círculo central —universalidad—, también llamado "Presente para Siempre" o "Eterno Ahora", era comunmente denominado por Melquisedek como Amor; de ese círculo deriva todo lo demás (la eternidad y la infinitud) como cualidades divinas, y en ello se sostiene.

Melquisedek enseñó a sus seguidores todo lo que ellos tenían capacidad para recibir y asimilar. Aun muchas ideas religiosas modernas sobre el cielo y la tierra, el hombre, Dios y los ángeles no están muy distantes de estas enseñanzas de Melquisedek. Pero este gran maestro subordinó todo abajo de la doctrina del Dios único, una Deidad universal, un Creador celestial, un Padre divino y, sobretodo, Amor. Fue el primero a abrir la vía del amor; sustituyó el antiguo sacrificio de carne y sangre por el sacramento de pan y vino. Así se lo enseñó a Abraham. Y éste NO escuchó. Dicho sacramento no reaparecería hasta la llegada de Micael —Jesús—.

Comentarios

  1. me parece muy interesante y ps poque estoy adentrandome en el mundo de la nueva conciencia asi que te invito a que hagas un blog pero bien consiso de la nueva concienci y los niños indigos y espero que de verdad lo hagas hay que cambiar esas ideas que nos limitan, hay que saber la verdad de quienes realmente somos y dejar de amarrarnos lo material de la esta vida. material me refiero a todo lo que es materia que hace que te limite, todo tipo de materia pues es de este mundo ahora las cosas no son tanto asi es por eso que he experimentado muchas cosas lindas que espero un dia poder contarte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares