Incomunicado

Sólo quería saber qué tal estabas. Necesitaba que me dijeras que estabas bien o que te esforzabas por estarlo. Necesito estar seguro que si me marcho y te dejo atrás podrás defenderte sola, o que siempre pudiste hacerlo y nunca me necesitaste.

Allá en tu leonera sé que recuperas energías para salir a cazar. Eres una felina que cuando te cruzas en el camino de alguien le traes suerte. Pero eres respetada y por ello solo puedo verte, libre, en la Sabana (Vida), si me mantengo a distancia, escondido entre el follaje.

Sí, quería llamarte, pero olvidé que para una leona son sagrados su espacio y su silencio.

Y me quedé incomunicado.

Comentarios

  1. Sí, incomunicado... eso parece... sabes? odio hablar por teléfono... desde pequeña tengo una especie de fobia a las conversaciones telefónicas con personas a las que no veo habitualmente... será que a las personas que más he querido nunca las he tenido cerca... y el oirlas por una línea telefónica sólo hacía que crearme más dolor que alegría... No, no te cogí el teléfono porque no tenía ganas de hablar, ni si quiera sabía qué decirte, bien? sí claro que estaré bien, independientemente de si tú desapareces o no... me acostumbré a aprender a cuidarme sola... al fin y al cabo hasta que encontré a Salva nadie se había preocupado por mí en exceso.
    ¿ Leona ? vaya tan despeinada voy siempre? me lo tendré que hacer mirar entonces... bromas a parte.... si que es verdad que me siento identificada con los felinos... pero no cazo... ni siquiera ataco... soy inofensiva... más bien como una gatita independiente... a la que le gusta hacer las cosas a su manera, que la mimen de vez en cuando sólo si me dejo y que estén por ella. Miauuuu!!
    Gracias por tu preocupación y tu atención. Puedes partir tranquilo, ya te dije, si nuestros caminos deben volver a cruzarse que así sea, en caso contrario ha sido un placer conocerte y compartir contigo tan buenos ratos. Gracias por todo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares