Manual del Guerrero de la Luz

Hoy me siento realmente bien. Y hace poco, con motivo de una celebración a la que no asistí, alguien me recordó el antiguo uso de la espada. La espada, en malas manos (como lo fueron las mías durante mucho tiempo), hiere y mata. En buenas manos otorga, brilla, da luz, justicia y esperanza; es Verdad y es honor. Por algo la llevó el Primer Gran Guerrero de la Luz: San Jorge. Él cortó, disipó y alejó las tieneblas para aportar una nueva Luz sobre el caos que bulle en nuestro interior, un demonio que se disfrazó de Dragón para hacernos creer que era la personificación de la Verdad. Sólo San Jorge es la personificación de la Verdad, aquél que distingue al verdadero dragón, símbolo de honor, lealtad y poder lumínico, del falso dragón que nos empuja a la oscuridad.

Resumiendo, acabé acordándome de un libro de Paulo Coelho, el "Manual del Guerrero de la Luz". Lo recomiendo muchísimo. Al final de una lectura rápida se acaba convirtiendo en el típico libro que cada día por la mañana abres por una página para saber qué te dice.

Aquí dejo algunas muestras:

"Un guerrero de la luz siempre hace algo fuera de lo común.

Puede bailar en la calle mientras se dirige al trabajo, mirar los ojos de un desconocido y hablar de amor a primera vista, defender una idea que puede parecer ridícula. Los guerreros de la luz se permiten tales días.

No tiene miedo de llorar antiguas penas, ni de alegrarse con nuevos descubrimientos. Cuando siente que llegó el momento, lo abandona todo y parte hacia su aventura tan soñada. Cuando entiende que está en el límite de su resistencia, sale del combate, sin culparse por haber hecho alguna locura inesperada.

Un guerrero no pasa sus días intentando representar el papel que los otros escogieron para él.
"
---
"
El guerrero de la luz recuerda un fragmento de John Bunyan:

"Aun cuando haya pasado por todo lo que pasé, no me arrepiento de los problemas en que me metí, porque fueron ellos los que me condujeron hasta donde deseé llegar. Ahora, todo lo que tengo es esta espada, y la entrego a cualquiera que desee seguir su peregrinación. Llevo conmigo las marcas y las cicatrices de los combates; ellas son testimonio de lo que viví y recompensas de lo que conquisté.

"Son estas marcas y cicatrices queridas las que me abrirán las puertas del Paraíso. Hubo una época en la que viví escuchando historias de hazañas. Hubo otras épocas en que viví simplemente porque necesitaba vivir. Pero ahora vivo porque soy un guerrero y porque quiero un día estar en la compañía de Aquel por quien tanto luché".

"
---
"Un guerrero de la luz comparte su mundo con las personas que ama.

Procura animarlas a hacer lo que les gustaría pero no se atreven; en estos momentos, el Adversario aparece con dos tablas en la mano.

En una de las tablas, está escrito: "Piensa más en ti mismo. Conserva las bendiciones para ti mismo, o acabarás perdiéndolo todo."

En la otra tabla, lee: "¿Quién eres tú para ayudar a los otros? ¿No será que no consigues ver tus propios defectos?"

Un guerrero sabe que tiene defectos. Pero sabe también que no puede crecer solo, distanciándose de sus compañeros.

Entonces arroja las dos tablas al suelo, aun reconociendo que tienen un fondo de verdad. Ellas se transforman en polvo, y el guerrero continúa animando a quien está cerca.

"
---
"
Un guerrero de la luz nunca tiene prisa.

El tiempo trabaja en su favor; él aprende a dominar la impaciencia y evita gestos impensados.

Caminando despacio, nota la firmeza de sus pasos. Sabe que participa de un momento decisivo en la historia de la humanidad, y necesita cambiarse a sí mismo antes de transformar al mundo. Por eso recuerda las palabras de Lanza del Vasto: "Una revolución necesita tiempo para instalarse".

Un guerrero nunca coge el fruto cuando aún está verde.
"
---
"
El guerrero de la luz conoce la importancia de la intuición.

En medio de la batalla, no tiene tiempo para pensar en los golpes del enemigo. Entonces usa su instinto y obedece a su ángel.

En tiempos de paz, descifra las señales que Dios le envía.

La gente dice: "Está loco".

O bien: "Vive en un mundo de fantasía".

O también: "¿Cómo puede confiar en algo que no tiene lógica?"

Pero el guerrero sabe que la intuición es el alfabeto de Dios, y continúa escuchando el viento y hablando con las estrellas.

"
---
"
El guerrero de la luz no siempre tiene fe.

Hay momentos en los que no cree absolutamente en nada. Y pregunta a su corazón: "¿Valdrá la pena tanto esfuerzo?"

Pero el corazón continúa callado. Y el guerrero debe decidir por sí mismo.

Entonces él busca un ejemplo. Y recuerda que Jesús pasó por algo semejante, para poder vivir la condición humana con toda su plenitud.

"Aparta de mí este cáliz", dijo Jesús. También él perdió el ánimo y el valor, pero no se detuvo.

El guerrero de la luz continúa sin fe. Pero sigue adelante, y la fe terminará volviendo.
"
---
"
Todo guerrero de la luz ya tuvo alguna vez miedo de entrar en combate.

Todo guerrero de la luz ya traicionó y mintió en el pasado.

Todo guerrero de la luz ya recorrió un camino que no le pertenecía.

Todo guerrero de la luz ya sufrió por cosas sin importancia.

Todo guerrero de la luz ya creyó que no era un guerrero de la luz.

Todo guerrero de la luz ya falló en sus obligaciones espirituales.

Todo guerrero de la luz ya dijo sí cuando quería decir no.

Todo guerrero de la luz ya hirió a alguien a quien amaba.

Por eso es un guerrero de la luz; porque pasó por todo eso y no perdió la esperanza de ser mejor de lo que era.

"

Comentarios

Entradas populares