Cine y otros gags

Bueeeeeeeno, después de mucho tiempo sin poder postear al fin puedo escribir algo sobre el grandioso día de cine que tuve. ¡Sí, el pasado jueves fuimos a ver El Código Da Vinci! Nat, Pat, Salva y yo estuvimos en Heron City.

Primero fuimos a comer. Descubrí que la salsa que pedí no era de quesos (puaj) pero mi estómago admitió parte de la ensalada y esas sabrosas patatas. ¡Y de postre un helado de caramelo! ¡Qué rico!

De camino a la sala de cine Pat descubrió que podía hacer cosas interesantes, divertidas y excitantes con mi brazo izquierdo. Luego hubo sesión de fotos (yo sólo hice dos). Y finalmente entramos en la sala haciendo la conga, ¡yujuuuuuu! (y Pat mirándonos como pensando “yo a esos tres no los conozco”).

En cuanto a la peli, no hay gran cosa que comentar. Es muuuuuuy fiel al libro y, para quien no lo haya leído, es muy fácil de seguir y entender. Sin embargo, logró sacarme (y mira que me es difícil) unos cuantos bostezos y casi me caía de sueño. Se me hizo larga, pesada y aburrida.

A la salida pasamos por El Corté Inglés y aproveché para comprar agua Bezoya.

Nos faltó hacer esa pedazo de salida triunfal de bailoteo.

En fin, he aquí mis fotos (ay, esos ojos rojosssss).


Comentarios

  1. jajajajajaj... que cochino... hace un monton que no voy al cine!!! tengo que ponerme al dia...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares