Y es que me hace Volar...

¿Qué decir…? Si es que no tengo palabras, tan sólo… ¡UOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
Tengo ganas de gritar, patalear, romper a llorar… pero de Felicidad. Mi Ser se revela, quiere escaparse de mi cuerpo y volar, volar muy lejos, hasta tocar la esencia de aquellos que me abrazaron. Puedo cerrar los ojos y verlos allí, en mi mente, y sentirlos aquí, en mi alma.

Creo que la historia empezó cuando vi a un “lindo gatito”. Sí, mi familia tiene ahora en Blanes un gatito blanco y rubio de dos meses y medio (es Piscis) al que han bautizado como “Chip” (por los dibujos de Chip y Chop, porque según mi madre se parece a una ardilla). Sólo lo veo un par de veces cada semana, pero me ha cambiado la vida. Es como tener un bebé juguetón. Se pasa todo el día brincando, jugando con bolas de papel, comiéndose mis pelos y cualquier cosa que cuelgue: cables, hilos… Y cuando le acaricio y se pone a jugar con mis dedos, arañándome y mordiéndome… es todo una ricura. Lo mejor es cuando se queda dormido en mis brazos; ahí ya me fundo como el chocolate. No sé qué tiene ese gatito que, desde el primer día, ha hecho que todo lo que sucede en mi vida lo vea con una inocencia renovada. Parece que redescubro todo lo que vivo. Cada encuentro con alguien me resulta como la primera vez, el mismo entusiasmo y la misma emoción.

El segundo hecho es menos relevante, pero ha sido como un choque, como un “despierta”. Sí, al fin me leí “La sombra del viento”, de Carlos Ruiz Zafón. Qué triste lo de Clara, lo de Julián Carax y Penélope, lo de Nuria y Miquel… Y qué rabia por lo de los Aldaya, la época mala del padre de Julián, y por lo de Fumero. Todo eso enmarcado en la época de la dictadura de Franco (otro que tal baila). Si no fuera por Fermín que le daba el toque cómico… En fin, que he recordado de golpe que tanto la represión como los prejuicios, en todos los niveles y en todos los sentidos, son de lo peor. Así que en cierta forma me ha empujado a abrirme a la vida, sin necesidad de protegerme de nadie, dándole una oportunidad a lo bello y bueno por recibir, sin importar (como la canción de Alaska, ¿eh Nat? ;-)) lo que otros piensen y digan.

Total, que llegó el viernes. Y con ello, una cena MUY esperada. Empezaré por describir la comida: pollo en dos variantes diferentes (sí, el del curry estaba muy bueno, pero es que el picante que le daba las guindillas a mí me daba muy malos recuerdos de la otra vez en que comía y comía pero no sentía los sabores xDDD), patatas al horno con alioli, arroz, de postre un bizcocho con anís y canela (¡hummmmmmmm, qué ricooooooooo!), y agua con sabor a sunny. Y el té de caramelo también me gustó. Y ahora viene lo mejor, ¡las personas!: Cris (uouooo, espero que se fuera muchísimo mejor de cómo llegó y que lo disfrutara todo mucho), David (¡cuánto tiempo sin verteeeee!), Pat (¡guapaaaaaaaa!), Nat y Salvi (¡aish! Si es que cada vez que os veo me arrancáis un suspiro...).

Hemos hablado de muchas cosas (El Coco, sobre las cosas blancas y cremosas, “Amo a Laura”…). No quería sacar según qué temas, pero al final acaban saliendo siempre, así que se ha hablado de hierbas, de Reiki, hemos hecho una tirada de Los Mensajes Del Universo, hemos hecho otro tipo de tiradas muy especiales que han dicho muchas cosas… Y por supuesto, también nos hemos pasado la noche abrazándonos y metiéndonos mano. Y yo he dormido con el pequeño Salomón (¡sí, ya he bautizado a mi conejito!). Hemos hecho muchas fotos, hemos puesto velitas e incienso, y luego, como no nos pudimos resistir, volvimos a quedar el sábado por la tarde a pasear por las ramblas. ¡Y Pat se llevó un patito!

Nos faltó una sola cosa: ¡la Guiness y el Martini!

No puedo decir que me lo haya pasado bien, porque ha sido infinitamente mejor que eso. No puedo decir que ame a esas personas porque lo que siento es mucho más que el significado que comprende la palabra “amar”. Doy gracias al cielo por haberme permitido disfrutar de este eterno presente con tanta intensidad. Doy gracias a estas personas por estar aquí en la Tierra y haberse cruzado en mi camino. Chic@s, me hacéis la vida muchísimo más fácil. ¡Lo que me he perdido todos estos años! No lo puedo evitar, me saltan las lágrimas al recordar y ahora al escribir. Sois mi presente, y nunca mejor dicho, porque sois mi regalo, el regalo que la Vida me ha dado.

Soy feliz de estar vivo.

Por cierto, me he acordado de cierta letra de cierta canción… porque claro, me siento como si pudiera volar, después de tanto tiempo de negación. Aquí va:

“No sé qué me das” - Fangoria
Puede que sólo sea artificial
Puede que a mi manera me sirva para olvidar
Prometí que nunca volvería a caer
Pero esta vez no lo quiero evitar

Es que me hace volar
Como el águila que vuela en libertad
Sobre el valle lejos de la tempestad
Como el viento cuando cruza la ciudad
Con el rumbo fijo y sin mirar atrás

No sé qué me das
Que me hace volar

Más alto de lo que nunca soñé

Puede que sólo dure un poco más
Dicen que lo que sube también tiene que bajar
Como el sol entre las nubes
Hacia el horizonte irá
Sabiendo que mañana amanecerá

Es que me hace volar
Como el águila que vuela en libertad
Sobre el valle lejos de la tempestad
Como el viento cuando cruza la ciudad
Con el rumbo fijo y sin mirar atrás

No, no sé qué me das
Que me hace volar

Como una montaña se vuelve volcán
No sé qué me das
Y de un remolino surge un huracán
No sé qué me das
Como una granada a punto de explotar
No sé qué me das
Como el Dr. Jeckyll se transforma en Hyde
No sé qué me das

Comentarios

  1. Uoooooooooooo una foto de Chip!!! ^^
    Pues te doy la razón, sí nos lo hemos pasado muy bien y eso eso ehhh que sólo falta mi Guiness y tu martini :P a ver si para la próxima vez que nos veamos puede ser eh??
    Xaviiiii que tengo un 9,7 jajajaja esque aún me dura la emoción!!!!!!!!

    Gracias por ese agua de " sabor mineral " :P jajaja y por la tirada de cartas :)

    Un besazo enorme!!

    Nat.

    ResponderEliminar
  2. Wola!!!
    Es q me ha hexo ilu q me mencionaras en tu blog jejeje!! Yo tambien me lo pase muy bien esos dos días! Si es q cuando la compañia es wena!!!!
    Y si, estoy de acuerdo, tenemos q kdar para la Guiness y el martini (y mi vodka!!)...
    En fin... el patito se ha ido pero su recuerdo perdura... aunq solo sea la cara q se me quedo cuando le vi comiendose las plantas jejeje!!

    Weno q nos vemos ya mismo para ir al cine!!!!
    Muchos besitos y gracias x todo!!! Eres genial!!!!

    Pat

    ResponderEliminar
  3. vaya... que bien relatado y que bonit lo que cuentas... y cuanto me ha chocado lo de fangoria... uuuffff... eres grande!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares