La Rueda de la Vida (parte V). La Gula.

Si yo os preguntara qué es la Gula, ¿qué me responderíais? Tal vez lo primero que pasaría por vuestra cabeza sería la imagen de un tío cebado con su babero y comiendo tres platos a la vez: uno de macarrones, uno con una ensalada grandota y otro con un buen pedazo de carne asado (tamaño muslo de avestruz); y no le podría faltar la copita de vino tinto. O tal vez visualicéis a una mujer comiendo tabletas y tabletas de chocolate como si en eso se le fuera la vida. Bueno, yo también pensaba que la Gula sería eso, el exceso en el comer y en el beber, pero conociendo a Kadil como la conozco intuía que tenía que haber algo más profundo, que no es oro todo lo que reluce. Y no me equivoqué en mi intuición.

La Gula es, en realidad, el exceso de deseo. Puede ser tanto el deseo de comer y beber, como el deseo de ser perfecto, el deseo de tener propiedades y posesiones, el deseo de afecto (apego)... Esta es la verdadera dimensión de la Gula. La Gula mueve el gusto, la posesión y el deseo. De hecho, lo mueve todo con tal de lograr el deseo y absorberlo para integrarlo en nosotros. Eso sucede porque con ella tratamos de llenar un vacío energético, aquellos vacíos que si nos dejamos vencer por la Pereza se pueden llenar de aire, ¿os acordáis? Ya se dijo en su momento que la Pereza está detrás de las bambalinas alimentando todos los pecados capitales, incluyéndose a sí misma. Pues bien, ahora veremos que, además, la Pereza y la Gula están íntimamente relacionadas, junto con la Lujuria que veremos más adelante.

El gran problema de la Gula está en el hecho de que está muy permitida socialmente. Es más, el márqueting la usa, se aprovecha de ella: busca aquello que mueve el deseo de la gente y lo vende a más de lo que vale en realidad. Por ejemplo, ¿de qué carecemos? ¿de hombría, de valentía, de belleza y de seguridad? ¡Pues cómprate tal o cual coche, con él serás lo mejor de lo mejor, te sentirás seguro, estable, la gente te sonreirá y te respetará! ¿te falta el afecto que te puede aportar un poco de chocolate pero no quieres engordar? ¡Ríndete al “placer adulto” sin calorías!

Y bueno, ¿todo esto por qué funciona?¿Por qué consiguen convencernos la mayoría de las veces?¿A qué está asociada la Gula? Detrás de la Gula se esconde un complejo de inferioridad (sentirse y creerse menos), un complejo de mártir (un pobre de mí), la sensación de muerte (“que no me falte de nada para poder vivir”), la soledad, la inseguridad, la debilidad, la cobardía, frustración por necesidades pasadas que se han reprimido, falta de desapego y, sobretodo, una carencia afectiva enorme. Debido a todo eso, con la Gula la persona trata de demostrarse a sí misma y/o a los demás que vale y que es importante.

La persona que bebe (sea poco, sea mucho) tiene no sólo inseguridad, sino además una gran impaciencia y un gran egoismo (lo quiere todo): quiere cambiar el mundo a su voluntad (¿os suena esto de la Pereza?) y, como no puede, “pobrecito de él” porque sufre porque el mundo es injusto con él (el no tiene culpa, para qué); entonces bebe y de este modo se hace más visible (llama la atención). Ya vimos que el alcohólico es una persona muy sensible, quiere suplir una carencia emocional y espiritual con la Gula de la bebida, y lo hace porque en el fondo sabe que es un cobarde y no tiene voluntad. La misma Pereza le engaña: “si haga lo que haga nadie me va a hacer caso, no va a servir para nada, el mundo seguirá igual; mejor me quedo como estoy”. Esta gente, como los drogadictos (Gula a la droga como método de escape para suplir la misma carencia que los alcohólicos), si trabajaran la Voluntad en vez de rendirse a la Pereza se convertirían directamente en grandes místicos o en santos.

En cualquier caso, vemos que la Gula sí satisface una meta, la necesidad de llenar esos vacíos, pero sólo se siente Gozo si al llevarse a cabo la Gula se disfruta y luego no se siente culpabilidad. Generalmente sirve de válvula de escape.

La Gula acarrea grandes problemas psicológicos y espirituales. Uno de los problemas es la rabia contenida, que en la gran mayoría de las ocasiones no es demostrada ni siquiera ante el mismo que la padece. Esas rabia le provoca cambios de tensión arterial que puede afectar al hígado, al páncreas y/o a los riñones (todos órganos relacionados con la Templanza).
La Gula también da:
- Lipotimias (pérdida de conciencia breve, desmayo)
- Arritmias (como con la Pereza)
- Rompe los ciclos naturales de la persona (idem)
- Obesidad
- Irritaciones (porque internamente se sabe que se es cobarde)
- Tendonitis
- Dificultades en el habla y el tragar (Gula reprimida)
- Problemas de lavabo, como las diarreas o el estreñimiento
- Problemas de estómago
- Hemorroides
- Azúcar en la sangre. El 99% de los diabéticos han sufrido una gran pérdida de forma repentina de algo que les llenaba mucho (muerte de un familiar, pérdida del trabajo, pérdida de dinero, etc.) y que consideraban suyo (posesión), aproximadamente un año o año y medio antes de la aparición de la enfermedad (a lo sumo dos años).
- Embotamiento mental (ciega, no deja pensar, debido a la Ira que se siente en ocasiones), lo cual nos lleva también a:
--> Problemas de ojos (porque los que tienen Gula no quieren ver la realidad). Puede conducir a la ceguera.
--> Problemas de oído (por no querer escuchar lo que realmente conviene). Puede conducir a la sordera.
- Problemas sexuales
- Palpitaciones, ansiedad (por la ansia de absorber y poseer el deseo que se persigue).

Se ve Gula corrientemente en personas muy mayores o en fase terminal, porque tienen ansia de Vida.

En la Gula no hay complejo de culpa, sino de necesidad. Y como en la Pereza, produce autoengaño, hasta el punto de que al finalizar el día nos perdonamos a nosotros mismos la Gula cometida con el pretexto de que: “sólo ha sido una tontería muy pequeña, si yo soy capaz, mañana será otro día y lo haré mejor” (por cierto, que me recuerda mucho a los que quieren dejar de fumar y no pueden, y el tabaco precisamente también es Gula).

Con la Gula uno no se quiere desapegar de sus propios complejos. La Gula afectiva es de las más difíciles de controlar, porque el apego afectivo es terriblemente poderoso. Supliendo la carencia de afecto que tenemos, necesitamos absorber de los demás, ya sea de nuestro hijo, de nuestros padres, de nuestra pareja, de un amigo... El Apego, además, puede llevar al exceso de deseo de querer ser intelectual y sabio (que dista muchísimo de serlo en verdad).

La tensión opuesta de la Gula es la Templanza: virtud de la fortaleza, dominio de la Voluntad con ella a nuestro favor y no en contra. Como diría Francis Bacon: “La virtud de la prosperidad es la Templanza; la de la adversidad es la Fortaleza, que en moral es la virtud más heroica”.

La Templanza da sentimiento de plenitud, de estar en armonía con todo y con el Todo. Es la virtud que evita los excesos y equilibra y modera. Aporta Serenidad. Da Salud (la salud es la manifestación del equilibrio en el Ser). Da confianza en uno mismo, juicio y prudencia. Es el dominio de los instintos. Es la compensación, y como dice el Kybalion, la compensación es el Ritmo (¿os recuerda un poco a la virtud de la Voluntad que está asociada a la Pereza?). Eso significa que DE NINGÚN MODO ES SINÓNIMO DE REPRESIÓN. La Represión es el otro extremo. Si a uno le apetece comerse chocolate por capricho, que lo haga. La diferencia a marcar es que al comerlo debe ser consciente de cuál es la carencia que tiene, el vacío que quiere llenar, y que paralelamente al acto de comerse ese chocolate debe trabajar para llenar correctamente ese vacío. Templanza es equilibrio, y por lo tanto pide la tensión exacta (fijaros bien en este término: “tensión”. Recuerda muchísimo a la propia Rueda de la Vida con sus tensiones opuestas) entre el dejarse llevar y el hacer.

Las personas templadas son más libres, saben cuales son sus pasiones y las dominan, son dueñas de sí mismas y de su destino, y tienen Voluntad (qué raro, ¿no?). La Templanza hace que el cuerpo y los sentidos estén más despiertos y más prestos a la Vida.

Comentarios

  1. Cerda claro que se por donde te gusta, y joede tio sabes que me ha hecho mucha gracia el comentario ese de:

    -Esta chica esta muy abierta...

    -HAs dicho muy abierta??

    _ Javi, jajaj no mal interpretes..

    - No nO, lo has dicho , esta muy abierta..

    - Pero ha diferentes posibilidades...

    -jajaj , joder encima le mola lo chungo, no???

    -jajajajaja y ja

    -jajajajaja y ja



    - (strees)

    _ si (strees)

    ResponderEliminar
  2. madre de dios.... yo sufro de gula.. me da que tengo muchos problemas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares