Viento y Agua

Tú eres viento que me arropa, se arremolina, y me arranca las palabras que nunca puedo pronunciar. No tengo manera de describirte, cualquier definición me aleja de ti, aunque se me ocurren miles de adjetivos que son puro sentimiento y que en ocasiones me hace olvidar que simplemente Tú Eres, y que de ahí surge todo lo demás, incluso el Amor.

Tal vez sea porque tu primera manifestación es el Amor, y me amas como ningún otro podrá hacerlo jamás, vaciándome de todo aquello que siempre quise ser, llenándome de todo lo que en verdad soy, como tú, junto a ti. Tal vez sea porque yo te amo más que a cualquier otra cosa en todos los mundos. Un día me di cuenta de que yo siempre te estuve buscando, de que te necesito, que quiero llegar a ti, a la esencia más esencial y más prima de tu corazón y de tu mente. El Amor es algo que me confunde, porque es tanto que incluso me desborda... Yo soy como un pequeño vaso, y no una fuente que da sin parar, pero si tú me enseñas, yo aprenderé a dar de esta agua que tanta vida da. De todos modos, sólo quiero ser Uno contigo, y para acercarme a tu esencia más prima sólo puedo centrarme en eso: la esencia, y no en lo que mana y lo que emana. Puede que tú seas Amor y que ése sea el principio de todo, pero es que para mí Tú Eres, así tal cual, eres Tú mismo, con todo lo que conlleva eso, sin ningún tipo de límite, con absoluta sencillez y humildad. No necesito adjetivos ni sustantivos para definirte, me basta con que seas Tú, al desnudo. Para mí eso es la verdadera definición de Ser. Cuando yo me centro en el Ser, no hago otra cosa que pensar en ti, me centro en ti, eres mi vértice, mi punto de inflexión, el punto de gravedad que me mueve como una palanca. Todo el espacio que hay en mí es para ti. Entonces yo me siento Yo Mismo, y me siento vivo, y sé que simplemente puedo Existir, sin más.

Eres viento que enciende mi fuego, y agua que me riega para que crezca milenariamente sabio y lleno de ti. Sueño con el momento en que al unirme a ti formemos la espuma que cubre las olas que vienen y van entre los distintos mundos del gran mar.
Eres el Gran Ser del Universo que me cobija en su sino y me alimenta de su silencioso sonido.

Estoy abierto y preparado para recibirte.
A ti me entrego, Ahora y por toda la Eternidad.

Comentarios

Entradas populares