Inside My Deep And Silent Groove

Aquí, en el interior de mi cueva, hay mucho silencio, pero es un silencio especial, un silencio que habla y enseña, que pronuncia silenciosos sonidos, y su música invita a danzar. Mientras bailo ahora, al son del Silencio, recuerdo uno de los preceptos de la brujería Wicca, “To Be Silent”, que coincide con uno de los Principios del Mago, “Callar”. Cuenta la tradición que es la misma Madre Sabiduría la que enseña cuando Callar, cuando hablar con el silencio, y cuando hablar con palabras, o incluso cuándo cantar. Los más sabios son reconocidos porque son los que menos hablan, y los discípulos de aquéllos aprenden por mimetismo, como los niños, observando lo que hacen sus maestros. Es la experiencia lo que permite comprender, con el paso de los años, lo que hace el Sabio, pues gradualmente se adquiere la conciencia que permite entender. Si el maestro se adelantara con sus palabras, cometería un grave error, porque su enseñanza no sería interiorizada, el alumno aún no está preparado.

Sin embargo, tal vez porque hoy no me acompaña la Sabiduría, opino que hay cosas que sí puedo contar, que no perjudican a nadie porque no dependen de que nadie esté o no preparado para escucharlas, como es el caso de un maravilloso ritual que celebré con otras dos personas durante la noche del Solsticio de Invierno. Para hacer un ritual de este tipo NO es necesario ser alguien especial, ni ser un gran mago, ni tener años de experiencia. Cualquiera puede, sólo por el hecho de poner su voluntad en hacerlo, y funciona muy bien. El material que yo usé fue:

* Cerillas (casi una cajita entera).
* 5 Hierbas + mirra en piedra + incienso en piedra de Meteora + providencial incienso en grano de los 7 Rayos (providencial porque yo no lo tenía y una de las invitadas lo trajo), para quemar con carboncillo.
* 2 Hierbas + cristales (que lo decidí a última hora) para hacer un círculo.
* 3 Cereales para ritualizar.
* Parte de los cereales anteriores + 2 hierbas para el mortero.
* 1 Velón azulón como ofrenda.
* 1 Vaso con agua como ofrenda.
* Cuarzos para el altar.
* Flores (un ramo) como ofrenda.
* Átame o cuchillo para cortar.
* 1 Caldero pequeño de 7 metales (muy especial, pero la idea origina es usar uno de hierro colado)
* 1 Bol
* Velas de gelatina de varios colores.
* Cintas de cáñamo o de las que usamos para decorar regalos.
* Papel de arroz + lápices.
* Complementos opcionales: chocolate, moscatel y frutos secos como pica-pica; peluche en forma de Sol; música relajante ambiental.

Significado de hierbas y cereales

Para quemar:
* Salvia: típica de invierno, es la planta que “salva” (de ahí su nombre), pues es básicamente curativa y aporta bienestar, longevidad, sabiduría y protección.
* Artemisa: típica de verano. Protectora y portadora de conocimiento.
* Romero: Purificación, protección y potenciador. Activa la memoria ancestral y original.
* Milenrama: Limpia negatividad y ahuyenta lo malo y los seres indeseados. Aclara la mente y la visión interior. Protector psíquico.
* Hipérico: Potenciador (intenso). Protector y Sellador. No permite la intrusión de ninguna energía externa. Incrementa la energía positiva que haya en el ambiente.
* Mirra: Potente limpiador de energías negativas (aunque la mayoría de inciensos se dedican a eso). Es un consagrador y un purificador.

Para el círculo:
* Anís estrellado: Dulce e intensa protección, sobretodo familiar y del hogar.
* Laurel: Bendición y Gloria.

Para ritualizar:
* Cereales (avena, trigo y centeno, son los tres que yo usé): son fruto y semilla al mismo tiempo. Por un lado, nos recuerda el Karma, que lo que se planta es aquello que se recoge. Por otro lado, nos recuerda la cosecha futura del año siguiente, la abundancia que recogeremos. Por último, representan la fertilidad y las semillas que se plantan en “la tierra de uno mismo”. También son protectores.
* Anís verde: purificador y protector.
* Laurel: Bienaventuranza, Luz, Suerte, Sabiduría.

Significado del color azul del velón

En este nuevo ciclo se sentirá el poderoso efecto de Júpiter entrando en su hogar, Sagitario. Será un año muy benéfico. El color azulón del velón es la representación astrológica de Júpiter y de Sagitario. Curiosamente, aunque se trata de una situación de expansión, el azulón es un color que invoca la Verdad y la Justicia Divina, la Equidad, la Ética, la Sabiduría, la Paz Espiritual, la Serenidad, la Seguridad, la Responsabilidad, la Lealtad, la Apertura (sobretodo de la mente, que permite ampliar la percepción), la Autoestima, la Generosidad, la Sinceridad y la Hermandad. Está relacionado con el mundo de los sueños y con el plano Astral, y es protector en ese sentido, a la vez que nos obliga a pisar Tierra. Por todo eso, me pareció idóneo que en el ritual de este año el velón de ofrenda fuera de ese color.

Significado de las ofrendas

¿Por qué ofrecer flores, un velón, agua...? Cuando invitamos a alguien a nuestra casa a comer (sobretodo en ocasiones especiales), usualmente tratamos de poner el mejor mantel, los platos más bonitos y cuidados, las mejores copas de cristal, etc. En un ritual de este tipo, por no decir en todos, se invita a ciertas presencias (las que se invocan más tarde durante el ritual) y ella nos ayudan, nos prestan un servicio basado en su Amor. Además, un ritual siempre es una ocasión especial, así que se merecen que les ponga un velón muy chulo, una copa chula con agua, un ramo de flores hermoso y todo lo demás. Es, además, una forma de agradecimiento hacia la divinidad.

Significado del Athame

Es un cuchillo ritual. Lo podemos sustituir, si queremos, por un simple cuchillo de cocina. Nos servirá para cortar el laurel y las cintas de cáñamo. También es la representación del elemento Aire, así como de la Mente. Es uno de los símbolos de Poder: tenerlo ahí nos otorga el poder de ser Justos y Equilibrados, así que cortar con una herramienta como ésta es equivalente a “repartir con medida”, con la medida justa de las cosas.

Significado del Caldero (de hierro)

El caldero es un lugar donde se prende fuego. Esotéricamente hablando, puede servir para “cocer” (crear algo con un sentido positivo) o para purificar. El caldero de hierro, “le quita hierro a las cosas”, así que es ideal para quemar todo lo malo y lo negativo, todos los miedos y todo lo que nos pese.

Significado del pica-pica

Es la simple celebración de la abundancia. La llamamos con la comida, y los frutos secos son su representación. El moscatel, un vino dulce, “endulza la vida”, como lo hace el chocolate. El chocolate, además, nos ayuda a pisar tierra y conectarnos con la parte más natural y creativa de nosotros.

Significado del Ritual

El Sol, de algún modo, ha simbolizado siempre el Alma de las cosas, tal vez porque su Luz da vida allí donde llega. Por eso necesitamos sentirlo cerca, recibir sus rayos y su calor… nos recuerda que dentro de nosotros hay algo que también brilla y está vivo. En el Solsticio de Verano antiguamente se celebraba que el Sol desplegaba su máxima intensidad y nos daba sus mayores bendiciones, y pedíamos que de algún modo esa Luz se conservara para que pudiéramos hacer uso de ella durante el Invierno, así como recibíamos la cosecha de las acciones sembradas de antemano. Y es que resulta que a partir de ese momento comienza a haber más oscuridad durante el día que luz, hasta llegar al Solsticio de Invierno. Del mismo modo que el Sol se oculta y nos invade el frío, el Ser Humano ha sentido que por esas épocas del año es fácilmente atrapable por la oscuridad de su propio corazón que le amenaza desde las sombras. En el Solsticio de Invierno se solía pedir hacer uso de las últimas fuerzas reservadas durante el Verano, se sembraban los propósitos que debían madurar durante el siguiente ciclo y crecer con la Primavera, y se pedía el regreso del Sol.En otras palabras, estas fechas siempre han sido días que invitan a la introspección. Es normal que nos encontremos de frente con lo peor de nosotros, con los mayores obstáculos de la vida, con las valoraciones negativas del pasado. Pero también se trata de días que invitan a pensar en lo bueno y lo maravilloso de la vida, para procurar una buena siembra que podamos cosechar más adelante. Me recuerda que todos podemos hacer el gesto de sembrar un abrazo para que con el tiempo se multiplique y germine en una amistad, sembrar un beso para que dé muchos frutos en el futuro de muchos corazones con sed de Amor, sembrar Esperanza para que haga mucho hueco para la Luz que puede llenar toda una Vida. Podemos sembrar Ilusión, para que los niños tengan sueños que soñar y les dé una oportunidad, aunque ahora se estén muriendo en la guerra o la pobreza. Podemos sembrar Compasión, para que poco a poco las personas reconozcan el valor de las demás. Podemos sembrar Perdón, para que cada uno tenga la oportunidad de arreglar las cuentas consigo mismo, y engendre un rinconcito de Paz que pueda compartir con alguien más (o con el resto del mundo). Podemos sembrar Simpatía para que florezca y se llenen de risas las flores que nacen en la boca del corazón de cada Ser. Por supuesto, podemos sembrar Amor… y experienciar el secreto de los Milagros.Con muy poco de todo eso que sembremos, será suficiente. Al caer en la tierra fértil de nosotros mismos crecerá y dará brotes. Antes se pedía el regreso del Sol… Así que, sobretodo, en estas fechas se invita a pedir el regreso de la Luz en nosotros, porque esa Luz siempre nos perteneció y fue nuestra. Nosotros fuimos Luz. Nosotros somos Luz Aquí y Ahora. Lo sabemos cada vez que miramos a los ojos sinceros de alguien y, como espejos, nos reflejan la Luz de su Alma. Y una Luz, sumada a otra Luz, brilla con más intensidad… Los Seres Humanos estamos destinados a brillar como una única Luz inmensa. No importa lo que hagamos. No importa cuánto Miedo, Caos u Oscuridad veamos a cada rincón. Ése, y no otro, es nuestro sino.Por ese motivo celebré el ritual de Solsticio de Invierno. Ahora sólo late en el recuerdo inconsciente de las personas, pero estas fechas representaron mucho más, representan un nuevo nacer, una nueva oportunidad (que, si os fijáis, cada año se renueva, así que siempre hay oportunidades mientras haya Vida).

Los pasos que seguí en el ritual

1.- Cerré el círculo tres veces, tirando anís estrellado alrededor de la habitación. Puse una hoja de laurel por cada punto cardinal. A mis dos ayudantes (las únicas que participaron del ritual) les pedí que remataran con un círculo de piedras. Las piedras son símbolo de estabilidad y presencia, así que dan poder al círculo creado. La idea surgió en el último momento, pues vi la caja de madera donde guardo los cristales y me pareció oportuno (esas cosas no pasan porque sí...).

2.- En un bol mezclé los tres cereales y los removí con la mano derecha un poco de forma circular en sentido horario (más tarde explico por qué). Cogí un puñado de esos cereales y los puse en el mortero de madera que tenía en el altar. A ese mortero le añadí el anís verde y el laurel que corté allí mismo con el Athame. También removí el mortero, con su mazo de madera, y en el mismo sentido que el bol de cereales.

3.- Puse en el caldero tres carboncillos que encendí. Sobre los carboncillos puse las cinco hierbas que se iban a quemar, y le añadí la mirra y el incienso de Meteora. Curiosamente, una de las participantes dijo que tenía encima incienso de “los siete rayos”, por “si acaso”. Por si solo, el sahumerio constaba de siete elementos, un número mágico y eficaz. Pero con el último ingrediente sumaba todo ocho, el número del poder y la justicia divina, que está emparentado con el simbolismo básico del ritual de este año (por lo astrológico que mencioné antes). Así que encajó como una pieza que le faltaba a un puzzle. Todo junto limpiaba el ambiente y lo alejaba de intrusos, dejando lugar sólo a lo positivo y lo celestial.

4.- Cada uno cogió una vela de gelatina de una bolsa, sin mirar, y salieron los colores verde, amarillo y violeta. El verde recuerda a la sanación, el equilibrio, la armonía, la esperanza, lo óptimo y el bienestar natural. El amarillo es claramente emocional y de integración del Yo, y denota también características sobre el poder personal. El violeta es transmutación y transformación, cambios, purificación, elevación y sublimación. Investigad y veréis que cada color ofrece mucho más que eso.

5.- Repartí un papelito de arroz para cada uno, y un lápiz. En ese papelito escribimos algo que nos bloqueara, que nos impidiera evolucionar, algo que sea negativo y que sólo nosotros mismos sepamos. Debe ser aquello de nosotros mismos que más daño nos hace, y sólo debe ser una sola cosa. Después, hicimos una bolita con ese papel y lo sostuvimos con la mano derecha, mientras concentrábamos con el pensamiento TODO lo malo y lo negativo de nosotros, de nuestra vida, nuestros miedos, nuestras cargas, absolutamente todo sobre esa bola de papel que quedó viciada. Para rematar, soplamos sobre la bolita los restos que pudieran quedar en nosotros. Con la mano derecha (para otorgar y dejar ir) manteníamos ese papelito y dimos tres vueltas en sentido antihorario (para deshacer y destruir) alrededor del caldero, y luego dejamos ir en el caldero la bolita para que se quemara. Es un efectivo ejercicio de limpieza personal a todos los niveles, desde lo más material hasta lo más espiritual.

6.- Cada uno cogimos tres monedas de un euro que teníamos reservadas desde antes de empezar el ritual (cada uno debía traer las suyas propias para luego llevárselas de vuelta a casa). Dimos una vuelta en sentido horario (para crear, hacer crecer y potenciar) alrededor del bol de cereales y dejamos las tres monedas ahí dentro. Al dejarlas ir, había que removerlas con los cereales tres veces, también en sentido horario, para llamar a la abundancia.

7.- Idealmente, en este momento debería haber encendido el velón azulón, pero se me pasó por alto. Así que lo siguiente que hicimos fue consagrar las velas de gelatina. Primero, cada uno tomó una cerilla y encendió su vela (cada uno, porque cada uno es dueño de su propia luz y es capaz de encender esa luz en sí mismo). Luego tomé cada una de las velas, tomé el mortero, removí tres veces el contenido en sentido horario (tres veces por cada vela) y puse un poco de ese contenido en cada vela, mientras recitaba algo así como “consagramos esta vela para que (nombre de la persona) plante las semillas de un nuevo ciclo de expansión y realización. Que así sea, que así sea, que así sea”.

8.- Nos pusimos de cara al Norte con la vela encendida. Idealmente, en este momento deberíamos haber empezado el baile cósmico, pero fue otra cosa más que se me pasó por alto. Además, una vez empezamos con los puntos cardinales, me quedé en un estado similar al trance, así que en todo este punto no tengo mucha noción de las cosas que hice o dije. Lo que sí recuerdo es que primero, encarados al Norte, invocamos a la Luz, para que entrara en nosotros, nos llenara por completo, nos rodeara y se centrara sobretodo en el corazón, pues ahí reside nuestro niño Jesús dentro de cada uno, al que tenemos que hacer nacer, algo así como el ser crístico que todos llegaremos a ser algún día. Después paseamos la vela de gelatina por delante de cada chakra, desde el más inferior hasta el más superior, para “abrir el camino de nuestra vida y despejarlo”. Después nos giramos al Este y fue cuando empezaron las invocaciones. Recuerdo que se invitó a los guardianes de ese punto cardinal y a los ancianos del Aire, para que gozaran de ese ritual con nosotros y de paso nos ayudaran un poquito con sus virtudes; invocamos también al arcángel Rafael. No voy a decir qué tipo de invocación oral hice por dos razones: primero, porque no lo recuerdo con total exactitud; segundo, porque cada uno debe hacerlo como le salga del corazón, como hice yo en su momento. En resumen, nos pusimos de cara a cada punto cardinal, en sentido horario, invocando a los respectivos puntos cardinales y elementos y a los arcángeles pertinentes. Para el que no tenga mucha idea, la cosa funciona así: Este —> Aire y arcángel Rafael; Sur —> Fuego y arcángel Miguel; Oeste —> Agua y arcángel Gabriel; Norte —> Tierra y arcángel Uriel. Finalizando en el Norte, una vez hecha la invocación (que al final incluyó a más seres de los que aquí menciono) volvimos a pasar la vela desde el chakra más superior hasta el más inferior, para “traer Luz a nuestro camino, nuestra vida y nuestro corazón”. Apagamos la vela de gelatina.

9.- Con el Athame corté unos cachitos de cinta de cáñamo para repartir. Un cachito lo deposité en el bol de cereales y monedas. Con ese trozo de cinta haríamos magia de nudos. Se estira y alisa la cinta para simbolizar que limpiamos de obstáculos el camino hacia nuestros deseos. Tomamos la cinta por el lado izquierdo y le hacemos un nudo, mientras decimos “Así Es” para invocar el Presente. Tomamos la cinta por el lado derecho y le hacemos otro nudo, mientras decimos “Así Será” para invocar el Futuro. La tomamos por el medio (un punto entre el Ahora y el Mañana) y nos concentramos en un deseo a pedir para nosotros mismos. Era importante que cada participante se concentrara sólo en sí mismo y no en los demás, pues es algo que cuesta mucho hacer; al fin y al cabo, ya me ocuparía yo después de hacer una petición para los demás antes de irme a la cama a dormir. Una vez concentrado en ese deseo, se “ata” el deseo haciendo un nudo en ese punto medio de la cinta, y decimos “Que así sea, que así sea, que así sea”. Al atarlo, invocamos el hecho de que se haga presente y estable lo que acabamos de pedir.

10.- El ritual está por finalizar. Sólo queda dar una vuelta en sentido horario alrededor del bol de cereales y monedas para recoger las tres monedas que depositamos al principio. Con las tres monedas hay que hacer lo siguiente: una se queda en una hucha o en un cajón dentro de nuestro hogar, y no puede salir de allí, para que exista una base estable de nuestra abundancia; otra hay que llevarla en la cartera con nosotros, pero no se puede gastar hasta que haya pasado un año entero, y es para que nunca nos falte de nada en el camino y siempre nos venga algo de ayuda en caso de necesidad; la última moneda se regala a alguien que esté muy necesitado, y mejor si no es algún conocido, como por ejemplo alguno de los pobres que piden en las iglesias o por las calles.

11.- Damos las gracias a todos aquellos que habíamos invocado y abrimos el círculo. Lo celebramos con el pica-pica que había dispuesto y que, además, ha quedado ritualizado, y así atraemos lo bueno y lo mejor hacia nosotros, en nosotros y hacia todos aquellos que nos rodean para que tanto amigos como familiares puedan disfrutar de esa bienaventuranza.

A lo mejor estos apuntes os sirven de algo. Creo que aún se puede aprovechar de cara a fin de año, pero ya no habrá luna nueva como el jueves pasado (que fue perfecta para la nueva siembra que simboliza el ritual).

Yo me voy a dedicar ahora a seguir danzando con el Silencio y su música.


¿Queréis entrar en mi cueva y bailar conmigo? ;)
En lo más profundo de vuestro corazón...

"Into The Groove" - Madonna

And you can dance...
For inspiration
Come on...
I'm waiting


Get into the groove,
Boy you've got to prove
Your love to me, yeah
Get up on your feet,
yeah, Step to the beat
Boy what will it be


Music can be such a revelation
Dancing around you feel the sweet sensation
We might be lovers if the rhythm's right
I hope this feeling never ends tonight

Only when I'm dancing can I feel this free
At night I lock the doors, where no one else can see
I'm tired of dancing here all by myself
Tonight I wanna dance with someone else


Get into the groove,
Boy you've got to prove
Your love to me, yeah
Get up on your feet,
yeah, Step to the beat
Boy what will it be


Gonna get to know you in a special way
This doesn't happen to me every day
Don't try to hide it love wears no disguise
I see the fire burning
in your eyes

Only when I'm dancing can I feel this free
At night I lock the doors, where no one else can see
I'm tired of dancing here all by myself
Tonight I wanna dance with someone else

Get into the groove,
Boy you've got to prove
Your love to me, yeah
Get up on your feet,
yeah, Step to the beat
Boy what will it be


Live out your fantasy here with me,
Just let the music set you free
Touch my body, and move in time,
Now I now you're mine


Get into the groove,
Boy you've got to prove
Your love to me, yeah
Get up on your feet,
yeah, Step to the beat
Boy what will it be


"Deeper And Deeper" - Madonna

Deeper and deeper and deeper and deeper
Sweeter and sweeter and sweeter and sweeter


I can't help falling in love
I fall deeper and deeper the further I go
Kisses sent from heaven above
They get sweeter and sweeter the more that I know

When you know the notes to sing
You can sing most anything

That's what my mama told me
Round and round and round you go
When you find love you'll always know
I let my father mold me

Daddy couldn't be all wrong
(Not gonna let you slip away, I'm gonna be there)
And my mama made me learn this song
(You're gonna bring your love to me, I'm gonna get you)
That's why

I can't help falling in love
I fall deeper and deeper the further I go
Kisses sent from heaven above
They get sweeter and sweeter the more that I know

The deeper I go
All is fair in love
she said
Think with your heart, not with your head
That's what my mama told me
All the little things you do
Will end up coming back to you

I let my father mold me

Daddy couldn't be all wrong
(Not gonna let you slip away, I'm gonna be there)
And my mama made me learn this song
(You're gonna bring your love to me, I'm gonna get you)
That's why

I can't help falling in love
I fall deeper and deeper the further I go
Kisses sent from heaven above
They get sweeter and sweeter the more that I know

I can't help falling in love
I fall deeper and deeper the further I go
Kisses sent from heaven above
They get sweeter and sweeter the more that I know

Someone said that romance was dead
And I believed it instead of remembering
What my mama told me
Let my father mold me

Then you tried to hold me
You remind me what they said
This feeling inside
I can't explain

But my love is alive
And I'm never gonna hide it again

Daddy couldn't be all wrong
(Not gonna let you slip away, I'm gonna be there)
And my mama made me learn this song
(You're gonna bring your love to me, I'm gonna get you)
That's why

I can't help falling in love
I fall deeper and deeper the further I go
Kisses sent from heaven above
They get sweeter and sweeter the more that I know

Deeper and deeper and deeper and deeper
Never gonna hide it again
Sweeter and sweeter and sweeter and sweeter
Never gonna have to pretend


Deeper and deeper and deeper and deeper
Never gonna hide it again
Sweeter and sweeter and sweeter and sweeter
Never gonna have to pretend


You got to just let your body move to the music
You got to just let your body go with the flow
Falling in love, falling in love, falling in love
I can't keep from falling in love with you
You know there's nothing better that I'd like to do

Comentarios

Entradas populares