"Any Other Name" - Thomas Newman

Justo ahora, cuanto más preparado estoy para volver a nacer, ahora que me acerco al fin de esta gestación, ahora que tendré un nuevo nombre... justo ahora me asolan los viejos traumas para ser sanados.

Hace apenas una semana, a base de llevarme hasta el límite de un dolor que no comprendía, quedé en éxtasis por unos segundos y tuve un flashback, un recuerdo de cuando era niño, tratando de hacerle ver a mi madre algo que sólo yo veía y ella no me entendía. Tal vez fuera la música de Thomas Newman lo que me aclaró las cosas. Yo no recordaba que siendo niño había experimentado por primera vez la frustración que se siente cuando alguien no puede captar aquello que se desea transmitir. En el recuerdo, veía como mi madre se alejaba dejándome a mí con esa frustración; tal vez pensó que era una tontería. No la culpo a ella en absoluto. Pero, como niño pequeño que era, aprendí dos cosas:
1.- Lo que yo veo, no podré contarlo o me costará mucho. Tal vez nadie me vaya a entender. (De ahí que, cada vez que me encontraba en una situación similar, saltaba ese chip y me decía a mí mismo que soy un incomprendido, cuando en realidad ese patrón lo tomé yo solito)
2.- Si no se me comprende, el mundo me rechaza. (De ahí que siempre me sintiera marginado)

Hoy, justo hace unos minutos, me pasó una experiencia similar. Ya sabía que iba a surgir algo importante, así que me volví a poner la música de Thomas Newman, cerré los ojos y respiré hondo... Y recordé dos situaciones aparentemente opuestas:
a) En la escuela, de pequeño, unos compañeros se me acercaban y me decían lo raro que yo era (raro en tono despectivo), así con mi forma de ser y de pensar.
b) Con mi madre, diciéndome una vez más (de las innumerables veces que lo llegué a oír en mi vida) que yo era muy especial e inteligente.

Desde el punto de vista de un niño chico, yo me formé la idea de que, haga lo que haga, siempre destacaré por ser diferente, jamás por aquello que tengo en común con los demás por ser Humano. Ya puedo ser bueno y especial e inteligente, o bien malo y muy raro. No importa, siempre habrán críticas y juicios. Nadie me mirará a los ojos y me dirá: Te Veo, simplemente Eres, y así, tal cual, yo te Amo. Nadie. Y eso es importante que lo aprenda ahora, porque en cuanto nazca y reciba un nuevo nombre, empezará a ocurrir lo que estaba ya destinado.

Siento aún Ira, asociado al vacío de no poder sólo Ser, asociado al bagaje de la cárcel de las etiquetas. Por eso me enrolé hace tiempo en la cruzada de la perspectiva de género, tratando de buscar igualdad, o en la guerra del minarme como persona para no ser ya más especial, o en el salto al precipicio de la autodestrucción para ser "normal", tan vacío como los demás. Desde que era pequeño y fui consciente de ese problema, me aventuré una y otra vez a tomar esos caminos que devuelven al mismo punto de partida. Me alegro de haber recordado y haberme quitado una espina con la que no podía evolucionar. Pero me entristece la claridad con la que veo que las cosas no pueden cambiar porque yo tenga la buena intención de hacerlo. Hace falta que desde el otro lado clamen las voces al grito de pedir ese cambio.

No soy nadie. Sólo un instrumento.
Me siento liberado, por fin...
¿Es esto la iluminación?

Os dejo con Thomas Newman. Alguien aprovechó la canción para hacer un montaje de la serie "Lost". (Por favor, pasad de las voces, son de Lost y no de la canción original)

Comentarios

  1. Yo...sólo quería decirte que te quiero tal y como tú eres, y voy a seguir haciéndolo, y tengo la sensación de que hay muchas personas que te quieren así, tal cual eres tú, nuestro Xavi.

    Sé que a veces ser uno mismo es difícil, sobre todo en un mundo que pretende que nos parezcamos cada día más los unos a los otros, y por eso mismo para mí tiene un valor muy especial el que te sientas libre.

    La canción es preciosa.

    Un beso, Xavi, ;)

    ResponderEliminar
  2. Voy a ser un poco cruel contigo:

    Dices que me quieres tal cual soy.
    ¿Amas a Hitler?¿Puedes amar a un violador?¿Amarías también a un terrorista?

    Cuando me pongas la respuesta te diré por qué acabo de ser mala persona contigo.

    Besos y un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  3. Hombre pues un poco cruel, un poco cruel, no te diré que no ;p jejejejejejeje!!!!!!!!!

    Pues la verdad es que no son santo de mi devoción, han causado mucho dolor, y lamento el sufrimiento que han provocado a su paso.

    Supongo que deberán responder por ello...

    Pero los estoy juzgando, ¿verdad? ¿y quién soy yo para juzgarlos? Nadie. Imagino que, como personas, nos dejamos guiar por nuestras percepciones y creamos nuestros propios juicios (y prejuicios. Al fin y al cabo cada uno de nosotros es un mundo, ¿verdad?)

    ¿Quiere eso decir que no puedo quererte tal cual eres :s? jooooooooooooo!!!!!!!! bueno, al menos puedo decirte que te quiero...¡siempre es un consuelo! ;p

    ResponderEliminar
  4. Bueno, como cumplo mis promesas, te explico. ¿Hay algo que realmente me diferencie a mí de los otros ejemplos que he puesto? Al margen de las acciones que cada uno elige hacer, e independientemente de si responden por ello o no, la verdad es que no hay ninguna diferencia.

    Todo ser humano es una luz, una conciencia, embutida en un Alma que decide transcurrir por una serie de aventuras universales, unas más placenteras y alegres, y otras más dramáticas y trágicas.

    No puede ser amor verdadero si, viendo la realidad de ser todos hermanos, a unos les entrego ese "amor" y a otros no, bien sea porque nos hagan daño, porque se lo hagan a otros, porque estén más perdidos (oscuros) o incluso porque nos aburran.

    El Amor, con mayúsculas, es como el Sol, que cuando alumbra lo hace para todos los que estén en el campo de su influencia, sin importar si son santos o terroristas.

    Por lo tanto, si eliges amar (o sea, expresar ese Amor) a unos, y no a otros, es porque el que recibe tu "amor" cumple con una serie de requisitos que a ti te gustan, y eso se parece más a un contrato que al Amor. Y mira, suerte tengo de que formo parte de ese club selecto.

    A eso me refería con "Ver" a la persona, y que durante ese shock o ese flash tuve la claridad de que nadie o muy pocos me verán tal cual soy, es decir, que Soy, más allá de las apariencias, de si soy buena persona, de si soy un maestro de reiki (y un buen maestro para algunos), de si tengo inteligencia emocional, o de si soy una persona violenta con ataques de ira y ego.

    Pero tampoco puedo culparte a ti ni a nadie. Cuando era pequeño y aprendí a NO ser yo mismo, aprendí a hacer lo mismo que me aborrecía: a condicionar mi amor. Así que yo también tengo que aprender de nuevo a "Ver" a las personas y amarlas incondicionalmente.

    Me sé de alguien muy famoso que aparece en el Nuevo Testamente (creo que se llamaba Jesús el Cristo) que hablaba de amar también al enemigo y de hacer el bien a los que nos odian.

    Lo que le hagas, tú y cualquier otra persona, a los demás, también me lo haces a mí. Si no amas al que te aborrece, no me amas a mí, por duro que suene eso.

    Tu consuelo no debería ser, entonces, quererme a mí, sino el propio Amor.

    No te digo todo esto como crítica o juicio. Es sólo una observación para entender mejor a qué me refería con ese post. De este modo, incluso yo me entero mejor de lo que digo ;)

    Muchas gracias, Nadia. :*

    ResponderEliminar
  5. Xavi, qué bonito es esto que nos explicas!!!!!!! me ha gustado muchísimo, y me lo voy a imprimir y a colgarlo en mi cuarto!!!!!!!! ;p

    Qué suerte tenemos, porque el Sol, y el Amor, nos iluminan a TODOOOOOOOS!Realmente, somos muy, muy afortunados!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares