¿Por qué?


Es una simple pregunta.

¿Por qué soy Ásthar y no Ashtar? Porque tengo la 'h' en otro sitio. Porque, aunque soy un ser espiritual que, de vez en cuando, habla con sus guías, jamás he entrado en contacto con "comandos extraterrestres", aunque algunos se empeñen en relacionarme con ese hecho. Porque simplemente soy yo y no ninguna otra persona.

Bueno, esto sólo era una introducción. Realmente quería hablar de la importancia de hacerse "por qués"... o no. Quiero decir, hay una ley en el universo que dice que todo tiene su causa, y que cada acción tiene su efecto, y lo conocemos como ley de la Causalidad. Newton lo explicó muy bien cuando decía que nada cambia su estado de movimiento por sí mismo, sino que cuando algo cambia es porque hay una interacción con una fuerza, o de lo contrario ese algo sigue con su movimiento inercial; igualmente, toda acción tiene su reacción. La cuestión es que cuando suceden cosas en la vida que no comprendemos nos preguntamos "por qué", buscamos la causa.

Es un acto loable, buscamos salir de la ignorancia y en el mejor de los casos buscamos Paz, Comprensión y Amor. Mi pregunta es: ¿qué sucede cuando ese "Por Qué" llena toda nuestra mente y no deja espacio para nada más? Por ejemplo, tengo una hija pero ha sido raptada, violada y asesinada. Siento decirlo tan fríamente, pero esas cosas pasan. Lo peor de hacernos la gran pregunta es que nunca encontraremos la respuesta mientras nos mantengamos en la obstinación y dejemos que ese "por qué" llene tanto espacio. Sabemos que existe una causa por la que nos ha tocado a nosotros, por la que aparentemente hemos sido apartados de la mano de Dios y del Universo (nada más lejos de la realidad), pero cuanto más nos obcecamos más nos alejamos de la respuesta. Tal vez, y sólo tal vez, después de liberar nuestra Ira, pasar por la Negación, tratar de Negociar con la Vida, Deprimirnos y Aceptar que el hecho ha ocurrido, tal vez nos llegue en el momento más inesperado la respuesta que ansiábamos, cuando estemos preparados para comprender.

O tal vez me equivoque... ¿Por qué?

Comentarios

Entradas populares