En el bando de los perdedores


Aunque no soy quien te hace feliz, ojalá un día veas que mi cuerpo no está hecho de la materia con la que se crea la Realidad; aunque esta verdad aparente no te atraiga, ojalá un día veas que la luz no está en el exterior sino en el Alma, que yo soy parte de ti desde que la eternidad es el Ahora. Ojalá comprendas lo que significa que tú eres el universo en el que quiero vivir, compartir y amar. Y está bien, me tengo que buscar un universo alternativo donde las cosas sean distintas, donde la Realidad que se crea dentro de ti y de mí sea eso mismo que verías, pero que aquí se te oculta. Y está bien, tú encontraste otra parte de ti porque no sólo hay una alma gemela, pero en los sueños y en la magia un día me haré un lugar y ahí te esperaré. Las nubes de penas y alegrías pasarán, y mis oraciones te bendecirán, y cuando estés preparado para abrir los ojos, el corazón y los brazos yo ahí estaré y te preguntaré "¿por qué tardaste tanto?" y me rendiré a la experiencia en la que tus estrellas rodean mi vacío y el Ser vuelva a restablecerse en el Uno. Hasta entonces, y mientras mis lágrimas siguen su curso al océano y mi aliento recorre el mundo con el viento, que seas feliz; que Dios te bendiga y que haya ángeles contigo cuando los solicites; que el Mundo te dé lo mejor que tiene para ofrecer y ninguna fuerza, espiritual o material, se oponga a tus designios.

Hasta entonces, e inclusó después, te seguiré Amando.

Comentarios

Entradas populares