Vida nueva sin espiritualidad y sin ciencia


Hoy es día de cambios.

Después de pasar unas semanas de dudas, me voy dando cuenta de que la vida es un poco más fácil y sencilla cuando no hay creencias de por medio. Aún no estoy seguro de nada, pero me siento cómodo y más libre así. Antes gastaba mucha energía en defender o vivir un estilo de vida del cual nunca tenía ninguna certeza y eso me mellaba por dentro porque, ante todo, soy acérrimo defensor de la Verdad y no me gusta la hipocresía... y si algo de lo que hablo no es para mí una certeza segura, entonces estoy siendo un poco hipócrita porque no puedo defender aquello que no conozco. Quiero ser más sincero conmigo y con los demás (aunque eso no sea siempre lo que recibo de vuelta) y por eso he desterrado lo que me producía tanta inseguridad. No necesito creer. No necesito tener fe. No necesito aferrarme a nada. No necesito más cargas.

Por eso hoy he empezado la limpieza, comenzando por los enlaces del blog. He eliminado las páginas esotéricas y la información que yo tenía al respecto, con la única excepción de los manuales de CES que voy a dejar ahí por si alguien que crea en ello los necesita.

En mi habitación también he empezado a romper o descolgar fotos y dibujos que tenía, y a quitar a Usui de la mesita donde estaba. Cuanto más vacío y sencillo esté todo mejor. No quiero nada que me recuerde a lo esóterico o a lo espiritual. Guardaré en cajas los libros, las cartas y los péndulos.

No es que sea definitivo. No sé a dónde me lleva esto... pero quiero descubrirlo.

Comentarios

Entradas populares