Vivencias oníricas

Últimamente al dormir tengo sueños un poco aventureros. Hoy me apetece compartir un par de ellos.
--------------------
Noche del 25 al 26 de junio

Estaba en una pirámide. No sé con quién iba, pero tenía un acompañante, un ayudante. Teníamos que darnos prisa en encontrar tres objetos. Uno de ellos era una bola totalmente esférica, brillante, como si fuera luz cristalizada. Estaba incompleta, le faltaban algunas muescas. La bola era el premio gordo, era lo que necesitábamos con urgencia, pero para completarla había que encontrar las dos muescas que le faltaban, y estaban escondidas en los dos objetos restantes. Uno no recuerdo cuál era, sólo recuerdo tener en la mano el granito de luz que había en su interior. El otro era un bastón muy pequeño, como de 15 o 20 centímetros, con la cabeza en forma de animal setiánico (se parecía mucho al típico bastón egipcio Uas) y era oscuro. Por alguno razón, al mencionar su nombre dijimos que era el bastón "Sejmet". Al darle la vuelta, justo en la base tenía clavado el último fragmento. El bastón parecía tener poder por sí solo, pero el poder se lo daba ese granito. Se lo extraímos y teníamos la bola con los dos fragmentos cuando de repente miramos hacia el frente, a la salida de la pirámide, y venían unos hombres que también querían la bola de luz, nuestros enemigos. Teníamos que darnos prisa... Y me desperté.

Curiosamente, no es la primera vez que sueño que estoy en antiguas construcciones egipcias buscando objetos perdidos de importancia.

------------------------
Hace una semana

Estaba en el espacio, en una nave tripulada, como si me hubiera metido de lleno en la serie Stargate. De repente, en mi mente apareció muy clara una idea: sabía cómo llegar a un planeta llamado "Rebo", el verdadero asentamiento de la Atlántida. Se podía llegar a él a través de un superstargate que había justo en frente, en medio del espacio, pero que estaba custiodiado por armas de los Antiguos (al acercarte te disparan sin cesar). Me pareció ver resplandecer en el interior del stargate dos de los símbolos que había que marcar para llamar al destino, pero dentro mismo del sueño no estaba del todo seguro porque parecía una alucinación. De haber sido real, el resto de los símbolos los podía deducir con facilidad. Por alguna razón, los Antiguos escondieron la Atlántida ahí y le cambiaron el nombre, como si la quisieran guardar o proteger de alguna amenaza.

Comentarios

Entradas populares