La caja de Pandora - segunda parte

Sostengo un pedazo circular de agua cristalizada que refleja mi rostro cobre. Las garras del miedo dejaron su señal en mi piel. Escondo el espejo de mano en mi bolso y observo el emplazamiento que ocupo en esta cafetería. La fragancia del té colorea la inmediación con personalidad salvaje, dulce, carnal, sensual y amable. El único apego que le tengo a este mundo es esta infusión de frutas del bosque, siempre la tomo en el mismo lugar a la misma hora mientras espero a hacer el reporte.

Vibra el móvil.

- Ernesto, el sujeto 144.382. Está liquidado, como todos los demás. Se salió de control y logró arañarme la cara –me palpo con suavidad la mejilla derecha donde reposa pegada una tirita-, pero finalmente quedó noqueado.
- No seas imprudente, la caja no debe ponerse en peligro -sostiene mi interlocutor-.
- No se preocupe señor, la caja está a salvo.
- ¿Cómo se activó esta vez?
- El matemático creía poder definir la belleza y la perfección con los números y no soportó ver la otra cara de la realidad.
- Debió ser muy apasionado y sincero para herirte. Qué ironía, la belleza dañando a la belleza.
- …
- Está bien, tengo otro encargo para ti.
- De acuerdo señor, usted dirá.

Sólo existo para el trabajo. Me pregunto qué significa ser humana, qué significa estar viva. Ninguno de los sujetos que formaron parte del experimento logró esclarecer la verdad. Puede que la verdad no exista. Tal vez ser humano implique sólo entrar en una batalla por el control y el poder, manipular y destruirse unos a otros, o a sí mismos. Me pregunto si todo esto acabará en un segundo diluvio universal. O, quizá, podría ser que...

Bah, qué tonterías estoy pensando, no existe algo como la Esperanza.

-----------------------------------------------


- Señor Nieto, firme aquí.
- De acuerdo -plasmo un autógrafo-.
- Felicidades, espero que le vaya todo bien desde ahora.
- Gracias.

Salgo de la clínica y veo de nuevo la luz del Sol. “Crisis nerviosa” fue la explicación médica. Me argumentaron que vivía bajo mucha presión y estrés y mi mente no pudo hacerse cargo de todo así que simplemente empezó a fallar en sus funciones básicas como separar realidad de ficción o procesar adecuadamente la información que reciben mis sentidos. Me parece convincente si no fuera porque tampoco estaba tan sobrecargado. No, estoy seguro de que algo raro pasó el día en que vino a visitarme aquella mujer, aunque... el psiquiatra asegura que tal mujer no existe, ni existió jamás, sólo fue una fantasía a la que yo doté de realidad cuando mi mente empezó a hacerse pedazos.

Es extraño, nunca tuve que preocuparme por definir qué es real para poder vivir de manera normalizada. Puede que lo mejor sea olvidarlo todo, estoy deseando llegar a casa. Vaya, lo que no deseo para nada es oír la conversación que se está produciendo cerca entre dos enfermeras, justo cuando estoy a punto de salir por la puerta.

- El número de psicóticos ha aumentado dramáticamente en los últimos tres años.
- Sí, el doctor Ramírez no entiende cómo puede tener un brote psicótico una persona que en su historial clínico denota rasgos de personalidad totalmente opuestos a lo esperado. Esta gente debería entrar con trastornos obsesivo-compulsivos, fobias o neurosis varias en vez de trastornos esquizotípicos.
- Da miedo. ¿Qué le está pasando a la gente?
- El mundo está loco, ¿no ves la televisión?
- Hija, yo sólo veo las series que puedo cuando mi marido no está viendo el fútbol...
- Hoy en día los informativos parecen películas de terror, casi mejor que no los veas.
- Y oye, ¿es cierto el rumor?
- ¿Qué rumor?
- Probablemente sea una leyenda urbana... Dicen que los nuevos psicóticos ven siempre el mismo fantasma.
- ¿No crees que si son psicóticos en verdad no ven fantasma alguno?
- Chiquilla, es una forma de hablar.
- Y bueno, ¿qué aspecto tiene?
- El de una mujer muy guapa.
- Lo que yo te diga, pura fantasía.

Cierro la puerta tras de mí. Creo que por fin tiene sentido que me sacara la carrera de periodismo. Es hora de investigar, aunque presiento que no me gustará lo que encuentre.

Comentarios

Entradas populares