Conversación de noche

-Luis...
-Dime.
-¿Dónde estás Luis?
-Aquí
-No te encuentro.
-¿Sabes dónde estás tú?
-No estoy en tu Aquí. Esto parece otro sitio.
-Por eso no me encuentras.
-Luis, guíame por favor, ¿cómo lo hago llegar a Aquí?
-No es difícil llegar, pero primero debes tener el valor de pararte.
-¿Sin movimiento?
-No, más bien sin resistencia.
-Te oigo respirar Luis. Te siento más cerca.
-Bien, en segundo lugar inspira y espira. Siente que el tiempo fluye en todas direcciones cuando respiras, hasta que desaparezca.
-En la Nada.
-En el Vacío. Verás que el Vacío está vivo y palpita. Esto es el Ahora.
-Ya siento tu aliento en mi piel.
-Cuando estés en la No Acción y en el Ahora, haz que tu mente dé un saltito al reposo de su Hogar. Todo fluye y muta.
-¡Te veo! Al fin puedo tocarte.
-Bienvenido/a al Aquí. Ahora ¡bésame!

Comentarios

Entradas populares