Constelaciones Familiares

Estoy leyendo sobre Constelaciones Familiares, y estoy viendo que hay unos principios esenciales en la formación de un sistema familiar. Los consteladores lo llaman Leyes, y nombran tres:

Ley I: Ley de pertenencia. Todo miembro de una familia pertenece a una familia. No es tan obvio como parece. ¿Qué ocurre con aquél tío-abuelo que se fue al extranjero?¿Qué ocurre con un aborto?¿Qué ocurre con las personas que, gracias a su aparición en la vida de nuestros familiares, aunque no tengan relación de sangre con nosotros, hicieron posible que nosotros estemos aquí? Son gente a menudo olvidada, especialmente si son personas que nos hicieron daño de forma directa o indirecta.

Ley II: Ley de jerarquía. Dentro de cada familia, hay un orden. Por lo general, los que llegan primero tienen unas prioridades sobre los que llegan más tarde. Digo en general, porque esto se cumple en línea vertical, de padres a hijos, pero no se cumple en línea horizontal, por lo que entre hermanos todos tenemos el mismo nivel y prioridad. La ley de jerarquía es importante, por ejemplo, aunque no lo parezca, para respetar primero el amor de pareja entre los padres, antes que respetar el rol mismo de padres. No significa que lo segundo sea menos importante, significa sólo que viene después en el orden de las cosas, y si ese orden no se respeta el niño puede sentir que la felicidad de los padres depende de él en vez del cónyuge.

Ley III: Ley de compensación. Hay un equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. Ese equilibrio no siempre es visible, pero existe. Por ejemplo, los padres nos "dan" una herencia, un legado psicológico, y los hijos lo tomamos y lo aceptamos de manera natural. Nuestro dar, como hijos, generalmente lo hacemos con nuestros propios hijos. Como en la ley de jerarquía, funciona de manera diferente según sea una relación vertical o una relación horizontal. Entre hermanos, sí debe haber una igualdad entre lo que se da y lo que se recibe. Entre la pareja ocurre lo mismo, sí debe haber una igualdad.

Yo ahí añadiría una cuarta ley, que es conocida por todos los consteladores pero nunca la mencionan de forma explícita:

Ley 0: Ley del Amor. Todos los vínculos del sistema son vínculos de Amor. Es la ley inicial, la que define al sistema familiar por sí mismo. Esta ley puede volverse difícil de digerir cuando queda vulnerada y ocurre que un familiar nuestro fue herido, y especialmente si hemos sido heridos por propios familiares cercanos. Sin embargo, muy en el fondo, existe el Amor como base y cabe buscar ese origen.

Cuando las cuatro leyes se aplican sin problema en las relaciones familiares, se dice que hay "órdenes de Amor". Cuando alguna de las leyes queda vulnerada, entonces incurrimos en un "desorden de Amor", que es la fuente del conflicto que venimos a solucionar de forma terapéutica. Normalmente el conflicto sin resolver se perpetúa debido a que entre los vínculos afectivos se generan "lealtades", que pueden darse incluso con miembros desconocidos de nuestra familia.

En la terapia se da un reconocimiento y una aceptación de todos los vínculos de Amor. Ojo, eso no significa que en la vida diaria nos volvamos a hablar con quien nos hizo daño, a veces el vínculo necesita mantenerse en la distancia, pero sí significa que en el marco terapéutico el Alma debe aceptar como Amor lo que el inconsciente percibe como Dolor.

En fin, esto es todo por hoy. Seguiré estudiando.

Comentarios

Entradas populares