Microrelato - Despertar

Es estrecho, muy estrecho. Este pasillo parece cerrarse a mí, apretarme desde todas las direcciones e impedirme el paso. Me dirijo a la luz, que es tan brillante al otro lado y que parece querer adueñarse de las paredes sin forma y sin solidez de esta estrechez que me atosiga. Sigo luchando, dando un minúsculo paso a través. Sé que voy a un mundo diferente al del que provengo. Sé que en el camino estoy siendo transformado. Es tan estrecho. En el mundo del que vengo no existe el cansancio. Estoy acostumbrado a ser perseverante, a gastar ingentes cantidades de energía para lograr mis metas, y ésta también la lograré. Sólo un poco más, ya me queda prácticamente una “nada” para cruzar, hecha de la mente del que sueña, y el brillo de la luz está traspasándome, entre el sueño y la vigilia. Ya no tengo que quedarme en el limbo nunca más.


Ayer fui un sueño, volátil. Hoy soy realidad.

Comentarios

Entradas populares